Los Sentidos en la Comercialización

Actualizado: 5 de may de 2020

Estimular los sentidos desencadena una respuesta emocional, luego los clientes experimentan sensaciones que los hacen conscientes de un factor externo. El marketing sensorial puede ser una poderosa estrategia porque se basa y funciona desde el no consciente.


La Vista

Piense en lo que quiere que vean sus clientes cuando ingresen a su tienda y vean sus productos. ¿Su tienda está suficientemente ilumina para exhibir sus productos? ¿Tiene señalización que sea fácil de leer y comprender para sus clientes?

Organice el surtido de sus productos por categoría, clasificación, temporada u otra, para que sus clientes vean una tienda ordenada y fácilmente encuentren lo que buscan.

El Sonido

Incorpore música a su espacio comercial es una excelente manera de alentar a los clientes a que se tomen su tiempo navegando. Es importante tener en cuenta que la música puede tener un efecto positivo y negativo en su tienda, dependiendo de sus elecciones musicales. Seleccione canciones que sean respetuosas y generalmente agradable a todos los oídos y contribuye al estado de ánimo que está trabajando para crear.

El Tacto

Es un instinto natural para los clientes tocar, sentir y observar productos antes de comprar. Cree un entorno minorista que aliente a los clientes a tocar e interactuar con sus productos. Cuando sea posible, muestre los productos a la altura de los ojos para dar la bienvenida a los clientes. tocar y observar.

El Olfato

El olor de su tienda puede atraer y disuadir a las personas de entrar y comprar. Imagine entrar a una panadería y oler galletas de chispas de chocolate recién salidas del horno. Ahora imagine entrar a una panadería y oler galletas de chispas de chocolate quemadas. Un olor tentador puede proporcionar una buena primera impresión. Si su negocio no contiene consumibles, considere encender una vela o enchufar un sistema de aroma para asegurar que su tienda huela agradable y fresco.

El Gusto

¿A quién no le gustan las muestras gratis? Permitir que los clientes prueben y prueben un producto antes de comprar es el equivalente a permitir que las personas probarse la ropa. Proporcione muestras gratuitas ayude a los clientes a participar y aprender más sobre sus productos. Si su empresa no ofrece consumibles, considere tener refrescos o refrigerios disponibles para sus clientes actuales y nuevos.

Ahora cuentas con una ventaja sobre tus competridores al conocer acerca de